<img height="1" width="1" style="display:none"  src="https://www.facebook.com/tr?id=2298325010427576&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Por un futuro de prevención de la ceguera: Dr. Alejandro Solís

Por: Egresados Anáhuac Mayab

05 de enero del 2022

El Dr. Alejandro Solís Catillo (Médico Cirujano, 2006) es médico especialista en oftalmología y cuenta con la alta especialidad en Cirugía de Retina y Vítreo. En su labor dentro del sector salud, desde 2012 ha implementado y desarrollado el programa de detección oportuna de retinopatía del prematuro en el Hospital General Agustín O ‘Horan (Mérida, Yucatán).

 

El objetivo del programa de detección es para brindar de manera idónea el tratamiento y prevención de las enfermedades de los ojos y de la vista al prematuro, ya que la retinopatía puede conllevar a presentar casos avanzados de problemas de visión permanentes o ceguera por causas de prematuridad.

“Los niños que nacen de 39, 40 o 42 semanas, al segundo o tercer día se están yendo a casa, sin embargo, los niños que nacen antes de las 30 semanas de gestación requieren atención hospitalaria, ya que al no estar en el vientre de la mamá, pueden presentar enfermedades […] Los niños desarrollan una enfermedad habitualmente el primer mes de nacidos, aunque pueden estar 2, 4 e incluso 6 meses en el hospital, y durante ese periodo manifiestan la enfermedad que potencialmente les puede causar ceguera”.

blog_alejandro solis_egresados (1)

 

La estrategia del programa de detección oportuna está diseñada en la atención, valoración y revisión temprana del prematuro para evitar esta enfermedad, y menciona el Dr. Solís, “Cuando se detecta la retinopatía en estadios tempranos se puede ofrecer una visión completamente normal a pesar de que tenga un daño importante, es una enfermedad mala, pero es noble porque responde bien al tratamiento cuando se detecta a tiempo”.

 

El tratamiento de las enfermedades demanda una gran cantidad de recursos económicos, muchos hogares en México están limitados al acceso de salud pública, aunque contando con ello, acudir presenta una dificultad, y el Dr. Alejandro destaca que esto es parte de los principales retos para el cuidado del prematuro.

“Parte del programa que se implementó fue idear un sistema donde sin excepción, el paciente sea atendido y revisado, aun sin cita y habiendo 45 o 50 pacientes todos sean atendidos, ya que el propósito es generar y crear conciencia que son niños prematuros e indefensos, y las consecuencias de salud existen”, mencionó el Dr. Solís.

El trabajo en equipo y el humanismo se refleja al momento de brindar apoyo a quienes más lo necesitan, los cuales “no solamente se enseñan, sino que también se aplican”.

blog_alejandro solis_egresados (2)

Como resultado de la implementación, otros hospitales están realizando las acciones de detección en el prematuro. “La tasa de ceguera por retinopatía del prematuro ha sido prácticamente nula, porque ya no vemos pacientes ciegos por retinopatía del prematuro, por lo menos en el hospital O ‘Horan. Ha sido buen trabajo que la gente lo agradece y valora, eso es la mayor satisfacción”.

“Estoy convencido que el médico que soy hoy es gracias a lo que me exigía la Universidad. A pesar de que la carrera fue demandante y amplia, fue una formación integral y completa. Estoy en una rama de la medicina que crece muy rápido y tiene muchos avances tecnológicos, lo que hace que no nos permita detenernos, nos invita a seguir creciendo, adquirir experiencia, conocimientos y seguir estudiando”, destacó el egresado Anáhuac Mayab.

“Hay carencias, pero se resuelven con intención y motivación de hacer las cosas” compartió el Dr. Alejandro. “Creo que el hecho de que uno tenga ganas de hacer las cosas hace que funcionen, a veces no se puede solo, pero cuando te esfuerzas y comprometes, quienes te rodean te impulsan para cumplir tu trabajo”.

 

cta_egresados_destacados

Te recomendamos