<img height="1" width="1" style="display:none"  src="https://www.facebook.com/tr?id=2298325010427576&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pitahaya, la fruta del dragón y sus beneficios

Por: Redacción

20 de julio del 2021

A mediados de abril inició la temporada de pitahaya que llena de color los mercados de México. La palabra pitahaya es de origen antillano y significa “fruta escamosa”, su fruto es ovalado, redondeado y alargado, de pulpa roja, blanca o amarilla y de semillas pequeñas negras.

 

Su apariencia es inconfundible, es un fruto exótico sumamente llamativo que te cautiva con sus colores. La pitahaya era consumida en la América precolombina, pero su descubrimiento en forma silvestre se atribuye a los conquistadores españoles en México, Colombia, Centroamérica y las Antillas, quienes le dieron el nombre de "pitaya".


Internacionalmente a la pitahaya se le conoce como fruta del dragón (dragon fruit) debido a que la planta que la produce trepa sobre los troncos de los árboles y se entrelaza dando la forma al cuerpo de un dragón.

HeaderHS_pitahaya2


Beneficios de la pitahaya

En el aspecto nutricional, además de ser muy refrescante, la pitahaya es fuente de antioxidantes naturales, contiene vitamina C; entre sus propiedades también destaca su contenido de captina, que contribuye a relajar el sistema nervioso. Además, cuenta con vitamina B2, vital para la producción de glóbulos rojos.


Para no confundir la pitaya con la pitahaya, una de las principales diferencias radica en que la pitaya tiene espinas, mientras que la pitahaya, aunque proviene de una cactácea, no tiene. Desde una visión científica, la principal diferencia es que la pitaya proviene del género Stenocereus, mientras que la pitahaya es del Hylocereus.


A menudo pueden confundirse ya que ambas son comestibles, ambas provienen de una cactácea, ambas tienen nombres muy similares y ambos frutos son deliciosos. El nombre de la pitaya se da a las frutas que están cubiertas de espinas; su fruto es ovoide semiredondeado, y la pulpa puede ser blanca, roja, amarilla, morada, rojo-violeta y de gran cantidad de semillas negras (al igual que la pitahaya).


Yucatán es el principal productor de Pitahaya en México, abarcando un 68% de la producción total (Gobierno Federal, 2016). Por su exótica belleza y delicioso sabor, esta fruta es muy apreciada en otras partes del mundo. Además, al ser una fruta de temporada, solo puede disfrutarse algunos meses del año, así que si visitas Mérida, no te quedes sin probarla.


Es importante incluir este tipo de frutas en tu dieta para poder tener una alimentación balanceada que le aporte los nutrientes necesarios a tu cuerpo. Por el contrario, llevar una dieta alta en grasas está asociada a enfermedades crónicas. Recuerda siempre consultar con un especialista en Nutrición para poder elaborar un plan alimenticio de acuerdo con tus características y necesidades.


Si aún no la has probado -incluso en helado o agua de pitahaya-, te recomendamos aprovechar la temporada y disfrutar de este maravilloso fruto característico de Yucatán.

 

*Escrito por Mario Ovies.

 

Nueva llamada a la acción

 

Redacción
Escrito por:

Redacción

Redacción

Te recomendamos