Importancia de la escucha activa, ¿Por qué los líderes del mundo lo aconsejan?

Apr 21, 2021 4:06:44 PM / by Posgrados Anáhuac Mayab

01Escucha-activa

La escucha activa es un concepto que engloba las mejores prácticas para la comunicación entre dos o más personas y que permite que quien escucha, tenga su atención plenamente enfocada en quien habla. 

La importancia de la escucha activa en el ámbito laboral radica en que esta permite comprender claramente y en su totalidad las necesidades de los clientes, colaboradores o superiores. 

¿Quieres conocer más sobre las cualidades que debes tener como director de una empresa y causar la mejor impresión en tus clientes a través de la escucha activa

 

Definición de la escucha activa

 

Rodrigo Ortiz Crespo, autor conocido en el ámbito de la gestión comercial, define la escucha activa como: 

“Aquella que representa un esfuerzo físico y mental para obtener con atención la totalidad del mensaje, interpretando el significado correcto del mismo, a través del comunicado verbal, el tono de la voz y el lenguaje corporal, indicando a quien nos habla, mediante la retroalimentación, lo que creemos que hemos comprendido.” 

Y es que escuchar y oír no significa lo mismo, escuchar implica involucrar muchos más sentidos que solo el del oído

Es mirar al interlocutor mientras habla y, como menciona Ortiz, emplear nuestro lenguaje corporal para demostrar que estamos comprendiendo y en última instancia, empatizando. 

Las personas saben cuando les estás prestando atención. De ahí su importancia en el liderazgo y en que tanto clientes y colaboradores se sientan mejor atendidos en sus necesidades al recibir una escucha activa de nuestra parte. 

Esta habilidad blanda o soft skill es mencionada cientos de veces en revistas de negocios como Forbes ya que, emplear la escucha activa mejora la comunicación dentro de una empresa, sea familiar o no, influyendo en un aumento de productividad. 

Alberto Rojas, autor de libros como ¿Cómo afrontar y solucionar conflictos? dice de la escucha activa que:

“Consiste en escuchar con mucha atención, sin interrumpir ni juzgar lo que dice la otra persona. En la escucha activa nunca se opina sin antes escuchar completamente; nunca se interrumpe para dejar a medias lo que la otra persona tiene que decir.”  

Podemos concluir que la importancia de la escucha activa radica en que es la herramienta para entender una situación al ser explicada por alguien más, para que puedas analizarla, comprenderla y generar acciones eficaces en torno a ella.

Ejemplos de escucha activa

 

¿No estás seguro de si realizas o no una escucha activa

Con estos ejemplos de escucha activa podrás identificar si ya estás en camino de dominar esta habilidad o si aún debes mejorar tus procesos de comunicación con los demás.

  • Cuando estás en una reunión con un cliente o prospecto que va a contratar tus servicios ¿cuántas veces miras tu celular? No importa si te disculpas anticipadamente con el argumento de que tienes que estar al pendiente de algo más.
  • Si miras tu celular varias veces, o tu reloj o agenda en vez de prestarle atención a la persona que está hablando, no estás realizando una correcta escucha activa y tu interlocutor sentirá que no es tan importante como esas otras cosas que tienes que hacer.
  • Un ejemplo de escucha activa lo tienes en los niños, cuando les cuentan una historia que les gusta mucho, están atentos con todos los sentidos y demuestran su emoción ante el relato. Así, en un entorno profesional,  tu escucha debe demostrar cierto nivel de involucramiento y aunque no necesariamente te encuentres exponiendo, sí estás participando en un proceso de comunicación. 

¿Cómo mejorar tu escucha activa?

 

Para el mercado laboral actual, la importancia de la escucha activa y su desarrollo es crucial, sobre todo en estos tiempos donde el home office llegó para quedarse. 

Es poco profesional que un colaborador, proveedor o prestador de servicios no escuche a través de una pantalla en videollamada o que olvide sus tareas por no consultar su agenda

Activa tu potencial para comunicarte y logra transmitirlo a tus colaboradores, esta es una de las más efectivas estrategias para mejorar tu productividad y la de tu equipo de trabajo.

Para mejorar la escucha activa puedes realizar esto:  

  • Guardar silencio. Esta es la base de escuchar, si no dejas de hablar no puedes escuchar. Aprende a darle la palabra al otro y escucha.  
  • Transmite con acciones (no solo con palabras) que estás dispuesto a escuchar. Esto significa que tu lenguaje corporal también demuestra que estás abierto a escuchar. Trata siempre de poner toda tu atención en quién te está explicando algo, entregando un informe o expresando una instrucción. Estar de frente a la persona con el pecho apuntando hacia ella y piernas y brazos sin entrelazar te ayudará mucho a lograrlo. 
  • Demostrar atención y empatía a través de gestos.  Recibe la mano de tu interlocutor cuando la ofrece para estrecharla o cuando quiere darte una palmada en el hombro y haz tú lo mismo si tienes la confianza. 

 

Introducción. Regresar  

Topics: Vida Profesional

Otros artículos que pueden interesarte