<img height="1" width="1" style="display:none"  src="https://www.facebook.com/tr?id=2298325010427576&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Mejora tu productividad laboral en 4 pasos

Dec 22, 2020 8:30:00 AM / by Posgrados Anáhuac Mayab

Mejora-productividad-laboral

Mejorar la organización y desempeño de un área de trabajo o empresa, es una meta que requiere -en principio- un esfuerzo individual para mejorar tu productividad laboral y con ello, optimizar las horas y actividades que realizas durante tu jornada.

Sabemos que, al ser un proceso de aprendizaje, la adopción de nuevas rutinas laborales se ha sumado a tu lista de actividades laborales, y con esto, hay semanas en las que parece no haber tiempo suficiente para terminar todos tus pendientes.

Por ello, es muy importante que hagas un ejercicio consciente de análisis, para determinar cuáles son aquellos obstáculos que te bloquean la creatividad y la productividad. Así, podrás generar nuevas estrategias y hábitos que se adapten a tu modo de vivir y trabajar, para que obtengas los mejores resultados y cumplas tus metas.

Mejorar el desempeño laboral es cuestión de iniciativa personal, de conocer cuál es la rutina que más ayude a tu productividad y de hacer los sacrificios necesarios para lograrlo.

Beneficios de mejorar tu productividad

Como-aumentar-productividad

  • Mejor organización personal y de tu equipo de trabajo.
  • Puedes aprovechar el tiempo para nuevas ideas y proyectos.
  • Capacidad para tomar decisiones informadas y planeadas.
  • Desarrollo de proyectos ordenado, eficaz y exitoso.
  • Más tiempo libre de calidad para ti, tu familia y amigos. 

Además, aumentar tu productividad laboral trae beneficios a la salud mental si en vez de enfocarte sólo en los resultados medibles, dedicas tu tiempo a optimizar recursos y procesos que impacten positivamente en la operación de tu negocio o empresa donde laboras.

¿Cómo aumentar tu productividad laboral?

1. Construye tu espacio de trabajo

Para aumentar tu productividad laboral, todo puede comenzar con lo más básico. Por ejemplo, tu escritorio de trabajo. Si no tenemos las condiciones adecuadas para trabajar es probable que nos cueste mucho más hacer las cosas. Algunas consideraciones:

  • Desecha todos los papeles y documentos que ya no te sirven. El resto organízalo por carpetas o folders. 
  • Mantén el escritorio despejado y limpio.
  • Asegúrate de tener buena iluminación. Lo más recomendable es la luz natural.

2. Organiza tus tareas

Beneficios-productividad

En ocasiones, los asuntos laborales llegan de imprevisto, pero la mayoría del tiempo no es así. Para organizar tus pendientes puedes seguir este método:

  1. Haz una lista con todo lo que tienes que hacer, incluye asuntos personales y de tareas domésticas. 
  2. Divide las tareas por categorías (trabajo, casa o personal).
  3. Divide las tareas de cada categoría por plazo (para esta semana, para este mes, para este semestre, etc.)
  4. Ahora divide las tareas por orden de importancia. 
  5. Las tareas que no sean urgentes y que no tengan importancia puedes eliminarlas. 
  6. Las tareas que no tengan tanta importancia pero que sean urgentes puedes delegarlas, pedirle a alguien más que las haga por ti si es posible. 
  7. Ahora solo debes enfocarte en las tareas más urgentes e importantes. ¿Cuáles realizarás hoy? ¿Cuáles al final de esta semana? Calendariza.

3. Usa la tecnología a tu favor

Hoy en día existe una gran cantidad de aplicaciones y software que te pueden ayudar a agilizar los procesos y llevar el control de tus proyectos:

  • Mensajería instantánea: No utilices la misma aplicación para tu vida personal y tu vida laboral. Hay aplicaciones de mensajería que te harán la vida más fácil, ya que tienen integraciones con herramientas como Google Drive.
  • Videollamadas: No solo para reuniones y citas de trabajo. Mantener la comunicación cara a cara sirve de motivación y ayuda a la salud mental.
     
  • Organización y calendarios: Tener un calendario compartido con notificaciones, así como los pasos y tareas del proyecto a la vista de todos dará claridad y estructura al trabajo.

4. Nunca dejes de aprender 

La productividad es algo que siempre se puede seguir aprendiendo. Dependiendo de tus necesidades y el tipo de trabajo que realices, hay muchas opciones para que continúes preparándote ante los constantes cambios. 

Existen cursos y programas de estudio que pueden ayudarte a optimizar todos los procesos y alcanzar tus metas profesionales

La clave para lograrlo, es encontrar el programa más adecuado para seguir añadiendo logros a tu carrera de acuerdo a la etapa profesional en la que te encuentres y los objetivos que tengas planteados para seguir creciendo. 

Descargar guía

Topics: Desarrollo profesional