<img height="1" width="1" style="display:none"  src="https://www.facebook.com/tr?id=2298325010427576&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Nutrición antiaging y sus beneficios

Por: Redacción

17 de septiembre del 2021

La correcta alimentación es considerada por distintas organizaciones de la salud como un factor fundamental para el bienestar, el normal funcionamiento del cuerpo y la salud. 

 

Actualmente, la selección de alimentos está influenciada por diversos factores como las preferencias alimentarias, el nivel socioeconómico, la cultura, las costumbres; estos forman parte de nuestros patrones de alimentación que contribuyen a nuestros hábitos de alimentación. 

 

Aunado a eso, estudios han detectado un aspecto nuevo en cuanto a la elección de los alimentos: que estos favorezcan un envejecimiento saludable, es decir, que extiendan nuestra esperanza de vida y contribuyan a preservar una mayor calidad de vida. Es por ello, que surge la nutrición anti - envejecimiento o también conocida en inglés como antiaging. 

 

Recordemos que uno de los valores prioritarios que más se aprecian hoy en día dentro de la sociedad es el valor de la salud física y mental, por lo que, se valoran beneficios como: aumentar el bienestar cognitivo, evitar la demencia y disfrutar de la salud durante el mayor tiempo posible.

 

Una manera efectiva de conseguir estos objetivos es a través la nutrición anti – envejecimiento, donde los alimentos se consumen de forma moderada en el tamaño de las porciones, es variada en los grupos de alimentos y equilibrada en la cantidad de nutrientes que necesita el cuerpo, no solo para proporcionarle la energía y nutrientes, sino que además ofrece un poder preventivo.

 

En el envejecimiento intervienen varios factores. Por un lado, los factores genéticos o hereditarios, sobre los cuales, por el momento, no podemos actuar. Y por otro lado, los factores ambientales como la radiación solar o la luz ultravioleta, la contaminación y los hábitos de vida, donde incluimos, el consumo de alcohol, el tabaco, la inactividad física y la dieta inadecuada. Todo esto, repercute en nuestro cuerpo sometiéndolo a la acción de los radicales libres.

 

Para entender el papel de los radicales libres, es necesario comprender una de las teorías más conocidas que intentan explicar el proceso del envejecimiento, esa es la teoría de los radicales libres: potentes tóxicos celulares, que son productos de los desechos de nuestra actividad metabólica natural, provocando daño oxidativo. Por ello, la nutrición antiaging se basa en incluir en nuestra dieta alimentos con acción antioxidante, que neutralicen estos radicales libres.

 

Entre estos antioxidantes destacan la vitamina C (el ácido ascórbico), la vitamina E (los tocoferoles), beta carotenos (precursor de la vitamina A), el licopeno y los polifenoles (especialmente los flavonoides). Estos antioxidantes se encuentran principalmente en las frutas y hortalizas, el aceite de oliva virgen, las aceitunas, el cacao (chocolate amargo), el té verde y los frutos secos.

 

Es evidente la importancia de conocer nuevos estilos de alimentación que se adapten a nuestro estilo de vida, preserven la salud y la calidad de vida hasta nuestro envejecimiento. 

 

Si te interesa conocer más sobre este tema, la Universidad Anáhuac Mayab cuenta con el diplomado “Nutrición Fitness y Antiaging” para adquirir conocimientos y habilidades relacionadas con las decisiones dietéticas para prevenir enfermedades crónico – degenerativas y conseguir un envejecimiento satisfactorio.

 

*Escrito por Paulina Gálvez.

Revista Vida Anáhuac - Septiembre 2021

 

Redacción
Escrito por:

Redacción

Redacción

Te recomendamos