VOLVER

Reconocimiento nacional para egresado médico: Entrevista Dr. Emilio Paredes

Por: Egresados Anáhuac Mayab

23 de noviembre del 2020

El Dr. Emilio Paredes Canché recibió el 17 de junio del presente año, una condecoración al mérito militar por su distinción de desempeño y brazalete del Plan DN-III-E, el cual se entregó en una ceremonia solemne por el Presidente de la República Mexicana. 

De igual forma, cuenta con especialidad médica en Anestesiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, generación 2017-2020).

Egresados Anáhuac Mayab: ¿Nos podrías compartir qué reconoce este premio nacional?

Emilio Paredes Canché: El ejército mexicano tiene diferentes premios, lo que se llama condecoración militar, se dividen en categorías y algunas se entregan al personal del servicio militar y otras reconocen al personal civil o extranjero. El grado que recibo es Grado Venera, el cual reconoce al personal que sobresalió en sus ejercicios durante esta pandemia. 

Estoy en el Hospital Central Militar [Ciudad de México] y esta condecoración la recibimos seis civiles dentro del DN-III-E, donde se lucha contra la mitigación que ocasiona el virus COVID-19. Nosotros colocamos nuestro conocimiento al servicio de quienes más lo necesitan y fue gratificante haber recibido una condecoración que avala el esfuerzo en cada función. 

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Cuáles han sido los retos y sacrificios detrás de este reconocimiento?

EPC: Al egresar piensas que te dedicarás únicamente a lo que estudiaste, pero esta pandemia nos vino a cambiar y evolucionar todo, […] el mayor miedo siempre será la incertidumbre de contagiarse y contagiar a sus familiares. 

En primer lugar, el temor fue cuando llego al ejército, donde estoy como civil. El personal en general, es con formación militar, castrense y sobre todo, equipo disciplinado, entonces no sabes cómo entablar con ellos debido a las jerarquías y normas. Como anestesiólogo me encargué de realizar anestesias para urgencias médicas y mi otra función fue la intubación de los pacientes o manejo de vía aérea, como este es el proceso más contagioso para el personal, es muy estresante.

Y en general, el agotamiento físico y complicación en la manipulación con el paciente, debido al equipo de protección que consiste en dos trajes, goggles, cubrebocas, entre otros equipamientos que agotan y dificultan la agilidad. 

Dentro del Hospital Central Militar he aprendido la disciplina, como la importancia de realizar una planeación, pero aun con un método definido, no dejar de tener miedo por manipular el cuerpo de una persona y manteniendo la idea que los segundos cuentan para salvar una vida.

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Cuáles son los valores que más destacan en su labor durante la pandemia?

EPC: En la Universidad Anáhuac Mayab, me fueron inculcados valores de bioética, de formación humana, estos valores se van aprendiendo y forjando. El respeto independientemente de las jerarquías; humildad, sobre todo ante el sufrimiento humano porque se presentan diferentes percepciones ante el dolor; y el honor porque nunca debemos olvidar de dónde venimos, ser médicos no nos hace inmunes y ajenos a nuestros compañeros.

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Cómo ha sido el trabajo en equipo?

EPC: Ser parte del grupo COVID-19 es mantener un constante liderazgo y siempre ser fieles y seguros a las decisiones que uno toma, dudar en momentos cruciales es un mal ejercicio de liderazgo, entrar con la bata bien puesta y ser el último que muestre cansancio y pérdida de la cordura. Prever calma al equipo y dar las órdenes concretas es darles confianza, y sobre todo, dar la retroalimentación cuando algo no está bien.

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Cuál es su motor para continuar con su labor en la pandemia, ante el agotamiento físico y emocional que puede causar?

EPC: Mi familia es el motor más grande que tengo. El cansancio lo intento dejar a parte, ya que hago mi trabajo con el mayor gusto y energía. Con amigos el tiempo se hace ameno, te apoyarán y entenderán tu cansancio para animarte y brindarte atención. Y por supuesto, creer en Dios, la fe siempre debe estar presente ya que somos humanos, es lo más importante. 

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Cómo se ve dentro de cinco años en el ámbito profesional y personal?

EPC: Me veo en el ámbito administrativo […] y planeo aprovechar la oportunidad de seguir estudiando, pero me llama la atención la parte administrativa, quisiera ser Director de un hospital o jefe en un área, pero nunca dejando la práctica clínica. De igual forma, me gustaría ser docente, el que enseña aprende doble. En cuestión personal, espero regresar a vivir a Mérida con mi familia. 

 

egresados Anáhuac Mayab: ¿Algún mensaje que desee compartir a la sociedad ante la crisis sanitaria?

EPC: Mi primer mensaje es: el médico que lo sabe todo es Dios, debemos confiar en él siempre. Ser médico no es una profesión sino un estilo de vida y estamos viviendo esta situación crítica, por lo que a mis colegas les quiero decir: Conserven su valentía […] No pierdan la fe, podemos perder dinero, tiempo con la familia, pero la fe la debemos tenerla más viva y fuerte, para que nuestras acciones que hacemos todo el día no sean en vano.

El COVID-19 llegó para quedarse, así que las prevenciones generales se conservarán, tales como: el lavado de manos constantes, uso del gel antibacterial, uso del cubrebocas. Del mismo modo, siempre recomiendo prevenir la infoxicación, la información que se consulta en fuentes no oficiales, porque provoca pánico y confusión. 

Finalmente, llevar una vida saludable. En México se desató el descontrol de contagios y decesos porque la tasa de mortalidad es muy elevada, ya que el problema principal es la obesidad, recordemos que hacer ejercicio y la buena alimentación es una prevención efectiva.

Te recomendamos