Los mitos sobre las vacunas contra el COVID-19

Por: Redacción

17 de mayo del 2021

Desde la primera vacuna creada en 1796, se han salvado millones de vidas en el mundo. Sin embargo, existen inquietudes o mitos sobre la aplicación de las vacunas y su impacto, así que sigue leyendo para aclarar y despejar tus dudas.



De manera general, las vacunas se encargan de preparar al sistema inmune de un organismo para poder combatir a los virus y bacterias que se encuentran en el entormo. De esta manera, cuando el organismo vacunado se expone a los agentes patógenos, este cuenta con defensas que le permetiran destruirlos y así, prevenir enfermedades. El desarrollo de vacunas ha sido pieza fundamental para controlar y eliminar enfermedades a lo largo de la historia en todo el mundo.

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la enfermedad causada por el coronavirus 2019 era una pandemia. Ante esta situación farmacéuticas de distintos países se dieron a la tarea de diseñar vacunas para controlar la enfermedad. Ante la emergencia sanitaria, estos desarrollos han sucedido en un tiempo récord y respetando los criterios más exigentes por las instituciones correspondientes de inocuidad y calidad.

El uso de nuevas tecnologías, así como la colaboración para un acceso equitativo mundial a las vacunas contra COVID-19 han permitido que desde febrero del 2021 se hayan administrado las primeras dosis de vacunas. La OMS actualiza el cumplimiento de la normativa legal de cada una de las vacunas y a la lista de vacunas se siguen sumando nuevos nombres.

 

Mitos más comunes

Desafortunadamente para la enfermedad causada por COVID-19 y muchas otras enfermedades existe desinformación y alertas falsas que solo causan confusión en la población. Aquí se mencionan algunos puntos importantes para aclarar algunas de las inquietudes o mitos más comunes:

  • Todas las vacunas disponibles para prevenir el COVID-19 son efectivas.
  • Los estudios clínicos de las vacunas se desarrollaron en distintos países, épocas y número de personas.
  • Las vacunas disponibles en la actualidad son una herramienta poderosa para detener la pandemia de COVID-19.
  • Al igual que con otras enfermedades, algunas personas que han recibido la vacuna para COVID-19 pueden contagiarse de COVID-19. Ninguna vacuna para ninguna enfermedad es 100% eficiente. En estos casos las complicaciones y la probabilidad de contagiar a más personas son menores que en pacientes no vacunados.
  • Se sabe que no es necesario vacunar a niños y se recomienda que continúen respetando el distanciamiento físico.
  • Aun se siguen analizando datos sobre las nuevas variantes del virus de COVID-19. Sin embargo, se espera que las vacunas ya disponibles sirvan de alguna manera como protección ante las nuevas variantes del virus.

Por ahora lo más importante es que todos continuemos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para poder frenar la propagación del virus de COVID-19 con la finalidad de evitar que los sistemas de salud colapsen, las cifras de muertes por esta causa sigan aumentando y reducir las posibilidades de que más variantes del virus aparezcan.

La recomendación general por parte de la OMS, así como de las instituciones sanitarias de cada país, aseguran que cuando una pandemia avanza tan rápidamente con consecuencias tan graves en la vida de millones de personas, nadie estará a salvo a menos que todo el mundo lo este. De ninguna manera se recomienda una vacuna más que otra, la recomendación es que las personas se vacunen contra el COVID -19 en cuanto se tenga acceso a alguna vacuna.


*Por Dra. María José Rivas Arreola, coordinadora de la Licenciatura en Biotecnología.

 

Revista Vida Anáhuac_mayo 2021

 

Redacción
Escrito por:

Redacción

Redacción

Te recomendamos